La U. del Pacífico se integra a una red internacional

Un aula global, alumnos asisten desde sus países

Sin necesidad de viajar o salir de sus respectivas universidades, grupos de jóvenes de diversos lugares del orbe son compañeros de clases.

Programa. Fernando Molina (sentado adelante) fue uno de los primeros alumnos de la Universidad del Pacífico en probar el sistema técnico que dará soporte al programa.

Fernando Molina Romero, alumno de la carrera de Negocios Internacionales de la Universidad del Pacífico, tendrá como compañeros de clases a estudiantes de otros países del mundo en la materia de Gestión de Diversidad, sin necesidad de viajar a esos sitios ni de que ellos vengan.

Pero al igual que ocurre en un aula cualquiera, Fernando podrá elegir (o el profesor de la asignatura le designará) a alguno o varios de ellos para realizar tareas de forma conjunta.

Por cierto, el profesor tampoco estará físicamente presente, sino que manejará la clase desde su lugar de trabajo en EE.UU. Específicamente, desde la East Carolina University (ECU, por sus siglas en inglés).

Es decir, en este ejemplo de lo que implica la unión de educación, tecnología, sociedad del conocimiento y conectividad, el maestro dictará su materia a un grupo de alumnos pero en un salón de clases “global”, pues ellos estarán repartidos en diversos países del mundo.

“Es algo increíble, hasta hace pocos años esto habría parecido de ciencia ficción pero ahora es posible gracias a la tecnología. Podremos compartir experiencias con estudiantes de otros lugares sin necesidad de salir del país, algo que antes solo era posible con los viajes de intercambio”, expresa el joven.

Dada la naturaleza de su carrera, una de las principales expectativas que tiene al participar de este programa es, precisamente, la posibilidad de adquirir contactos y relaciones con personas de otros lares.

En tanto, a su compañera Mirna Rivas Briones, de la carrera de Comercio Exterior y Transporte Marítimo, la entusiasma la oportunidad de practicar el inglés y conocer además algún otro idioma, gracias al contacto con estudiantes de otros sitios del planeta.

Pero también destaca la ventaja que supondrá para ella conocer algo de las costumbres, culturas, leyes y otras características y aspectos generales de países de otros continentes, a través de la interrelación con sus “compañeros de aula”.

Una red de universidades

Fernando, Mirna y otros estudiantes de la Universidad del Pacífico pueden aprovechar estas ventajas gracias a que su institución se unió ayer, de manera oficial, al programa Global Partners in Education (GPE, por sus siglas en inglés).

Este es un consorcio de 29 instituciones académicas de 20 países, asociadas para investigar posibilidades de mutuo aprendizaje a nivel mundial.

El Programa GPE, creado por la East Carolina University, busca la creación del “Salón de Clase Global” y la implementación del “Aprendizaje Global”.

Aunque este último término se vincula con la Globalización, la canciller de la Universidad del Pacífico, Sonia Roca, dice que este programa rebasa ese concepto -que se centra más bien con lo económico- y apunta a la “internacionalización”, al conocimiento de la diversidad cultural a nivel mundial.

Michael Raede, coordinador del programa en la entidad, señala algunas características del aula global, que la diferencian del concepto de aula virtual.

Por ejemplo, cita que los estudiantes estarán conectados directamente con un compañero de clases de otro país. Y no solo para efectos de verse o saludarse, sino de realizar trabajos conjuntos, discutir temas o cumplir alguna otra actividad.

Además, no es un enlace para una charla o un evento específicos, sino que es parte del desarrollo de un programa de estudios de una materia. En la Universidad del Pacífico, esta asignatura será Gestión Intercultural y los alumnos que participen deberán aprobarla, aclara el rector, Jorge Muñoz.

El director de Desarrollo Tecnológico, Juan Pablo Carvallo, asegura que la institución cuenta con el soporte técnico y tecnológico para garantizar el éxito de la interconexión.

“Los estudiantes pueden desde aquí interactuar con el profesor y con sus compañeros en los países en que ellos se encuentren, la única diferencia es que no pueden tocarlos”, dice.

Mirna, Roberto y otros diez compañeros tuvieron ayer la oportunidad de comprobarlo.

''Entre los objetivos, lo más importante es que los alumnos tengan una visión internacional y global de lo que es la diversidad cultural. No puedes construir la pa'z si no entiendes lo que pasa con los otros países y sus valores."

Sonia Roca
Canciller de la U. del Pacífico

"Tiene el sistema de videoconferencia que te permite conectarte con otra persona en otro lugar, pero adicionalmente incluye terminales que permiten a cada alumno trabajar con una contraparte de un aula de otro país. "

Michael Raede
Coordinador local del Programa

Una red de ‘compañeros mundiales en la educación’

Autores. Rosina Chia y Elmer Poe, de la East Carolyne University, de EE.UU., explicaron el programa.

En 2003, la East Carolina University (ECU) introdujo un curso diseñado para utilizar la tecnología de punta y desarrollar un proyecto de aula global.

Y aunque nació con solo un alumno de otro país, hoy se ha convertido en el programa Global Partners in Education (algo así como compañeros mundiales o globales en la educación). Es un consorcio de 29 instituciones académicas de 20 países distintos, según reseña una de sus creadoras, Rosina Chia.

Nació a su vez del Programa de Iniciativas Académicas Globales, que ella dirige en esa universidad. Originalmente, su propósito era proporcionar una experiencia educativa internacional a los estudiantes de la ECU que no podían viajar al extranjero.

Luego incluyó la construcción del Aula Global y el desarrollo de Entendimiento Global, un curso que ofrece a los estudiantes una interacción con sus pares de universidades del mundo.

Por ahora, su principal utilidad es que permite a los jóvenes conocer aspectos culturales de otros países, y más específicamente, estilos de liderazgo, de negociación o cultura corporativa.

Para ello emplea la misma tecnología del sistema de educación a distancia, como videoconferencias, foros y chat (diálogo virtual) que les permiten participar en clase en tiempo real con estudiantes en otros países. Como requisito, los jóvenes deben comunicarse en inglés y trabajar con un compañero de clase.

Elmer Poe, también creador del programa, estima que este puede ser un preámbulo de la futura universidad global. Por ahora, analizan la posibilidad de un posgrado global que involucre a las instituciones de la red y que ofrezca una doble titulación. Estos últimos existen en pregrado, pero la diferencia sería que no habría la necesidad de que los alumnos viajen a otro país.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  Copyright 2000© Universidad Del Pacífico - Escuela de Negocios